Todo lo que hay que saber para matricular un vehículo clásico

Si somos de esos que nos apasionan los coches antiguos y tenemos la inmensa suerte de que nos da el dinero para comprarnos uno, después de ver el coche, verificar el vehículo y de haber procedido, si fuese pertinente, a la tasación de vehículos, la lectura de este post se hace indispensable, porque vamos a contarte cómo matricular un vehículo clásico.

La dgt en su informe de coches de ocasión nos da las pautas de todo lo que tenemos que hacer para llevar a cabo este trámite. Lo primero de todo es solicitar dicha matriculación en la jefatura provincial de la DGT donde el interesado viva.

Primero habrá que rellenar una solicitud, un impreso oficial que se puede descargar en la página web de la Dirección General de Tráfico (DGT, www.dgt.es), pagar la tasa del importe (91,80 euros para los vehículos y 25,06 para los ciclomotores) y un documento oficial que acredite la identidad y domicilio del titular (puede ser el DNI, el NIE, pasaporte o tarjeta de residencia).

Acto seguido hay que adjuntar la resolución del organismo legitimado para ello, en la que se declara al vehículo en cuestión en la categoría de "histórico". Cabe recordar que se define vehículo clásico a aquel vehículo que hace ya 25 años de su construcción o que ha cumplido también 25 años desde que se matriculó por vez primera o también a los que han cumplido cuarto de siglo desde que se dejó de fabricar.

La documentación del vehículo

Estará formada por el sello de la ITV encargada de hacer la inspección en el lugar donde se va a matricular el coche. Además, hay que adjuntar cuatro fotografías que demuestren cuál es el estado del vehículo, la licencia de circulación y la tarjeta de la ITV si el coche está para circular y, por último, si el coche viene del extranjero, la documentación del país de procedencia.

Además, el propietario ha de demostrar que el vehículo es suyo a través de estos papeles: un documento notarial que verifique la titularidad del coche, la factura de la transacción, que será diferente si se ha comprado a una persona o a una empresa, y el acuerdo de compra y venta si la operación se ha hecho entre particulares. Aquí hay que hacer el inciso de que será necesario un certificado de transporte si el vehículo clásico es un bus o un mercancías.

Por último, la matriculación no será efectiva si no se pagan los siguientes impuestos: justificante de pago de la licencia de circulación, el impuesto especial sobre determinados medios de transporte, la tasa de transmisiones patrimoniales y, por último, un documento llamado DUA, expedido por la aduana si es un coche importado desde un tercer país.

¿Tu vehículo clásico ya no da para más?

Llegado ese fatídico momento en el que creas que la vida tu vehículo clásico ha llegado a su fin, lo ideal es que sigas los pasos para dar de baja un coche y así evitar tener problemas en el futuro. En el enlace anterior encontrarás una guía muy útil en la que explican todos los tipos de baja que existen y cómo proceder con ellas.

En el caso de querer hacerlo con tu vehículo clásico verás que debes entregar los papeles del vehículo y firmar los formularios pertinentes para cursar la baja. Hecho esto, una vez el trámite esté finalizado ya no hay vuelta atras, así que ten cuidado, vaya a ser que luego te arrepientas.

Autor de la imagen: © Carlos M.M.

Fuente: https://www.flickr.com

Etiquetas: tasación de vehiculos, verificar vehiculo, dgt informe coches de ocasión, matricular vehículo clásico

¿Qué hacemos por ti?

Informe Testmotor
Informe DGT
Peritación Judicial

¿Dudas?

Preguntas frecuentes
Contacto

Vehículos de ocasión

Buscador
Acceso | Publica mi vehículo
Documentos de compraventa

Únete a nuestras comunidades

BLOG | Noticias Testmotor
También en: icono facebook p

 

¡Suscríbete a nuestras noticias!

Nunca cederemos sus datos a terceros. Sus datos están seguros en los servidores de Mail Relay.