¿Sabes lavar la moto correctamente?

Lavar la moto puede parecer un hecho que hacemos de tarde en tarde cuando vemos que a nuestro ciclomotor se le acumula el polvo y la suciedad por todas partes. Pero su importancia va más allá, pues lavar el ciclomotor o la motocicleta con cierta regularidad puede evitar futuras averías, ya que es posible que esa suciedad llegue a afectar a piezas vitales de tu vehículo.

En este post vamos a explicarte las claves para que le hagas un buen lavado a tu motocicleta, que puede servirte, por ejemplo, para verificar el vehículo en caso de una futura compra o venta o para superar con éxito una tasación de vehículos con el mismo objetivo.

El primer consejo que vamos a darte es que deseches la idea de llevar tu moto a un servicio de lavado de coches. Las pistolas de agua a presión pueden dañar algunas piezas, así que te recomendamos que seas tú mismo quien la lave.

El segundo va a ser que recopiles todo los que te hace falta para la limpieza: manguera de agua, jabón especial para motocicletas, paños, cepillos, esponjas, una pequeña aspiradora y un limpiador para cuero (asiento) y otro para cristal y plástico.

Importante: hay que lavar la moto o el ciclomotor a la sombra. ¿Por qué?, porque si lo hacemos al sol en un día de mucho calor, el agua se evapora rápidamente y quedarán churretes de detergente por toda la moto.

Debes tapar el escape y los componentes eléctricos más expuestos (como puede ser la bobina alta), porque pueden fastidiarse si les entra agua. Siempre con el tubo frío, puedes envolverlos con una bolsa rodeada con cinta americana o comprar unos tapones especiales para ello.

Paso a paso

El primer paso siempre es mojar la motocicleta con agua. Acto seguido, se echa un jabón específico para limpiar motos en una bayeta, aplicándolo por toda la superficie del vehículo. Un truco para acceder a las zonas más inaccesibles del vehículo es usar un cepillo de dientes, que llega a todos los rincones.

Una vez lavado todo minuciosamente hay que hacer un secado completo utilizando un paño de algodón que no desprenda fibras, por el problema que acarrean estas de adherirse a la superficie de la moto afeando nuestra moto. Acto seguido se recomienda que para efectuar un buen secado de aquellas zonas de difícil acceso se utilice una pequeña aspiradora.

Si ya quieres rizar el rizo, puedes a continuación lavar las partes accesorias de tu vehículo como el asiento, las pantallas y las cúpulas.

Por último, te daremos dos recomendaciones más: una, que enceres las partes pintadas de la moto, y otra, que engrases la cadena ya que ha podido quedarse reseca tras el proceso de lavado.

Autor de la imagen: © Alexandru B. M.

Fuente: https://www.flickr.com

Etiquetas: tasación de vehiculos, verificar vehiculo, lavar ciclomotor, lavar moto

¿Qué hacemos por ti?

Informe Testmotor
Informe DGT
Peritación Judicial

¿Dudas?

Preguntas frecuentes
Contacto

Vehículos de ocasión

Buscador
Acceso | Publica mi vehículo
Documentos de compraventa

Únete a nuestras comunidades

BLOG | Noticias Testmotor
También en: icono facebook p

 

¡Suscríbete a nuestras noticias!

Nunca cederemos sus datos a terceros. Sus datos están seguros en los servidores de Mail Relay.