¿En qué consiste la verificación de un coche?

Cuando estás pensando en vender tu vehículo usado, es conveniente que antes lleves el coche a un taller para hacerle una exhaustiva verificación de tu vehículo. Así, conseguirás asegurar el estado de tu coche y no tendrás ningún problema futuro de reclamaciones por parte del comprador.

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los pasos y métodos para verificar un vehículo de ocasión?

 

REVISIÓN DEL EXTERIOR

Cuando el vehículo se va a someter por primera vez a la verificación de coches de segunda mano, se realiza un completo examen de cada parte de la carrocería: puertas, techo, capó, maletero, etc. En Testmotor nos aseguramos de analizar todos los componentes de tu vehículo para que no supongan un problema en el momento de la venta.

Así, los profesionales del taller toman nota de cualquier arañazo, mancha de óxido, abolladura u otros desperfectos que se encuentren en la revisión, incluso comprueban los espacios entre molduras, por si existiera un mal montaje de fábrica. Además, aseguran la tonalidad uniforme del color de todas las partes del vehículo, como los movimientos de las puertas y cristales, sin olvidarse del estado del chasis, soportes de parachoques, estado de las lentes y funcionamiento de las luces.

REVISIÓN DEL INTERIOR

Los mecánicos y técnicos expertos en verificar vehículo de segunda mano se aseguran del estado de la tapicería, funcionamiento del aire acondicionado, sistema de alumbrado interior y kilometraje, además de comprobar el estado del sistema eléctrico y tecnológico que hay en el interior del coche, como puede ser el sensor de aparcamiento, sistema de navegación, equipo de música, etc.

REVISIÓN MECÁNICA

Para una absoluta verificación de coches de ocasión, los expertos en verificar vehículos ponen mucho empeño en comprobar todo el funcionamiento mecánico del coche. En este sentido, realizan una revisión de la suspensión, sistema de escape, interior del capó, aceite, líquidos de transmisión, refrigerante y aceite.

También se encargan de asegurar el estado del motor, batería, dirección, arranque, frenos, embrague y caja de cambios, entre otros. Todas estas especificaciones técnicas las comprueban a través de una prueba de conducción de duración determinada.

Una vez que el taller compruebe todas las especificaciones técnicas tras su revisión, te entregarán un informe de verificación de tu vehículo que podrás adjuntar al contrato de compraventa.

No dudes en solicitar este completo informe sobre el estado del vehículo de segunda mano. Te salvará de reclamaciones futuras si eres el vendedor, y te ayudará a conocer las condiciones del coche si eres comprador. Puedes solicitarlo en Testmotor, y tras 12 horas desde la valoración del vehículo, tendrás tu certificado.

Vehículos de ocasión

Buscador
Acceso | Publica mi vehículo
Documentos de compraventa

Únete a nuestras comunidades

BLOG | Noticias Testmotor
También en: icono facebook p

 

¡Suscríbete a nuestras noticias!

Nunca cederemos sus datos a terceros. Sus datos están seguros en los servidores de Mail Relay.